EL GRAN HAROLD: NUESTRO BEBÉ

Uno de los más tiernos abuelos del refugio, de los más antiguos y de los que menos tiempo le queda para lograr lo que siempre queremos para ellos, un hogar.

No sabemos los años que lleva HAROLD con nosotros, ni de dónde vino. Cuando algunos conocimos el refugio a finales del 2004 él ya estaba. Y en su primera foto allí, HAROLD estaba pasando por la enfermedad del moquillo:

Se llevó a muchos, pero HAROLD la superó. Pocos meses después tuvo babesia, otra vez casi no lo cuenta, y otra vez  volvió a superarlo y durante un tiempo la vida le dió una tregua para disfrutar del HAROLD precioso y brillante que recordamos en esta foto del 2007:

Desde entonces HAROLD siguió superando y superando cosas, palizas, mordiscos, y así ha sido su vida hasta ahora, hasta que hace año y medio lo que ya nadie puede superar empezó a hacer mella en él: la vejez.

HAROLD empezó también a quedarse ciego, y poco a poco sus dificultades, sus tropiezos, hacían que los otros perros lo corrieran  igual que le había corrido la vida.

Pasó entonces a una finca donde viven otros de nuestros perros, los que ya no caben en el refugio, una pequeña manada a la que solo se puede ir a visitar unos minutos al día para cambiarles el agua y la comida.

En la pequeña finca hay cobertizos abiertos para que puedan dormir, pero HAROLD siempre que se va allí aparece durmiendo a la intemperie, o con suerte a veces debajo de un canastro. Lo mismo que le hacían en el refugio pero a pequeña escala se lo hacen allí, y la mejor manera de no tener problemas, que de eso él ya está cansado, es evitarlos.

No falta mucho para que la vida le dé la última patada que le tiene reservada, y HAROLD la superará igual que siempre, con creces, lo adoptará el cielo, y pocos pero privilegiados recordaremos los gemidos ansiosos con los que nos recibía, sus alaridos de alegría como si fuera un bebé y sus pequeños mordisquitos en la manga para que lo achucháramos a él también, entre tantos.

Este es un último intento de reconciliar a HAROLD con la vida que le ha tocado, de que al final le merezca la pena haber pasado por todo lo superado, y pueda dar él la última patada porque por fin alguien le ofreció un hogar.

AMADRINADO POR SUSANA PÉREZ

Contacto: 600 356 891 (TARDES)

ponteareasanimal@hotmail.com

Anuncios

~ por ponteareasanimal en 26 octubre 2010.

13 comentarios to “EL GRAN HAROLD: NUESTRO BEBÉ”

  1. bien harold estoy feliz segui luchando te lo mereces

  2. espero que tenga suerte, para mi, los perros como Harold son los que mas se lo merecen, seguro que llega alguien que haga que la ultima etapa de Harold sea la mejor. Suerte!

  3. Los perros viejitos me inspiran una ternura al igual que los cachorritos los veo tan desvalidos, ojala pudiese quedarmelo,se le ve tan abueno. Ojala tengas suerte y duermas calentito.

  4. Hola…

    Os he escrito un mail interesándome por Harold, si es que aún se puede adoptar.

    Un saludo

  5. Gracias Aurora, lo hemos recibido. Te llamamos.

  6. Al final se quedan con Harold o no ? Venga, que sea que si, saludos a todas.

  7. ya han adoptado a harold?

  8. No, al final pensaba que Harold era de tamaño mediano, y Harold es un cruce de pastor. Era para un piso y ha decidido probar primero a tener el perro mayor de sus padres para saber lo que es, pues sería el primero que tendría.
    Harold sigue allí.

  9. no he podido evitar el llanto. Dsgraciadamente hay muchos perros como èl que no han conocido la felicidad,un hogar ,una familia, un monton de caricias..y lo peor es que ni sus propios compañeros, aunke sea, se compadecen de él.. Yo vivo en un piso, pero si viviera en una finca no dudaria en adoptarlo y dedicarle todo el tiempo y cariño que nadie ha querido darle. Es viejito pero se merece una opotunidad!

  10. Estamos ya a febrero ¿que ha pasado con Harold?

  11. Pues Harold sigue en la misma situación, y ha pasado así el invierno, parece que es verdad que no existe ese hogar para él. No todos lo consiguen, o en verdad muy pocos.
    De todos modos, y por seguir intentándolo por él, a pesar de su tamaño, con la edad que tiene Harold no creemos que estuviera para nada mal en un piso ni que diera mucho trabajo. Los mayores están mucho tiempo durmiendo tranquilos. Igual incluso un piso sería mejor para él.

    • En el piso ya tengo un gato que tb lo recogi en la calle, y entre que mi gato no es muy sociable con lo que no conoce y Harold no ve lo que le rodea, no creo que hicieran muy buenas migas. Harold esta asi por cataratas o es ceguera?<lo digo por el color que tiene en los ojos. Ojala no tarde en llegar un hogsr, un buen hogar para el.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: